Uno de tantos defectos

9 08 2009

Todas las personas estamos consientes de nuestros defectos, físicos, emocionales, o psicológicos ¿Que cuáles son mis defectos? Muchos,  pero ahora sólo me viene uno en la mente, el egocentrismo. Siempre quiero ser el centro de atención para las personas; querer ser la amiga número uno, la maestra número uno, la mujer número uno, etc. Pero cuando no es así se me viene todo de golpe y entonces me da coraje, celos o cualquier sentimiento que pueda relacionarse. El problema radica en que mi cabeza me hace creer que cuando no me demuestran lo que yo significo para las personas, no soy importante para ellas. Pero luego cuando quiero dejar de sentirme así, pienso que no siempre se puede ser la número uno para todas las personas. ¿Porque querer ser la única persona en la cual la gente centre todas sus atenciones?

Sentimiento negativo que poco a poco iré eliminando, pero ¡qué difícil es cuando existen otros sentimientos de por medio! Además, posiblemente las personas me lo demuestran pero como soy mujer, siempre quiero que sea a mi modo, quiero que me lo demuestren a mi manera (otro de mis defectos) y no veo lo que las personas están haciendo o sacrificando por mí, sólo por mí. Con esta actitud no estoy pensando en los demás y al final, termino lastimando a la/las personas que más quiero y todo por el hecho de pensar sólo en mi. Cuando observes que estoy en este plan, intenta recordarme que no soy la única y que las personas demuestran sus sentimientos de diferentes maneras por favor, porque no quiero lastimarte, o volver a lastimarte si es que ya lo hice una vez.





Destino

9 08 2009

Circunstancias me han dejado fuera de las nubes en las que estaba, no aun no caigo, pero me cuestiono.

¿Qué haces cuando ya sabes que existe “ese alguien”?, ¿esperas a toda costa que el destino te permita estar a su lado?, ¿y si no pasa?, ¿si se presentan circunstancias que no puedes manejar, abandonas todo?, ¿lo dejas en manos del destino? ¿En qué tanto puede intervenir el ser humano?

Yo siempre he creído que podemos controlar el destino; las decisiones que tomamos son las que nos llevan hacia un destino u otro. ¿Pero sólo hay un destino? ¿Cuántos destinos hay? ¿Somos sólo títeres del destino? ¿Dónde quedan nuestras decisiones? ¿Son sólo un juego?

Ahora no me cuestiono lo que siento, eso lo tengo más claro que el agua, la pregunta es ¿ha donde va a llegar todo esto? ¿Qué tanto tengo que hacer, o que tanto tiene que pasar para cambiar nuestro destino? ¿O nada de lo que hagamos podrá  cambiarlo? ¿Todo está escrito? ¿Esto ya estaba escrito? ¿También está escrito que queramos cambiar nuestro destino, pero en realidad ya se sabía qué rumbo íbamos a tomar?

Me niego a creer que sólo hay un destino, aunque tal vez todo esto sea el producto del mensaje subliminal que quedó muy dentro de mi cuando escuchaba aquella canción de Magneto, mi grupo favorito cuando tenía ocho años y que decía: “…y volamos hasta tocar el cielo… juntos ir cambiando el destino…”

Ya no entiendo que es el destino, ¿alguien me lo puede explicar?





Compartir sueños

9 08 2009

¿Cómo te conviertes en el dueño de los sueños de alguien? ¿Qué significa eso? ¿Qué implica? ¿Y mis sueños? ¿Si son míos, cómo te los regalo? ¿Si son tuyos porque me los regalas? Yo sólo quisiera compartir mis sueños y que tú compartas los tuyos conmigo; no quiero ser la dueña, porque si me lo haces creer, cuando te vayas y te lleves tus sueños, te llevarás los míos también.





Conspiración

9 08 2009

¿Cuántas horas son las que realmente son productivas en la vida de cada persona? No duermo ocho horas (las supuestamente necesarias para recobrar fuerzas), duermo aproximadamente entre siete y cuatro horas, eso depende de cuánto tarde en conciliar el sueño. El resto del tiempo lo paso: trabajando, planeando cuestiones laborales, estudiado y el tiempo restante, pensando.

Que piense en ti es algo extraño (por lo menos eso dirá la demás gente). Estoy segura que ya me había pasado pero no con esta intensidad. Siempre pienso que tengo que ser paciente y no desesperar por querer abrazarte y besarte, quisiera poder hacerlo ahora mismo que estoy pensando en ti, pero es imposible y sólo me queda esperar e imaginar.

Esperar a que el destino conspire en contra del camino ya recorrido y haga que logremos juntar los senderos que hasta ahora hemos recorrido por separado.

Imaginar que por fin se rompen las barreras que hay entre los dos; que estoy a tu lado, los dos comiéndonos el mundo a bocanadas; haciendo que esa magia que tenemos explote cual dinamita y nos transporte a un lugar en donde lo bueno empieza cuando tú y yo unimos fuerzas para transformar todo lo que deseemos. ¿Qué si pensar esto es tiempo productivo? Muchos dirán que no, pero hazle entender lo contrario a una mujer testaruda como yo, y te cansarás antes de lograr hacerle cambiar de opinión.





Emo yo?

9 08 2009

Hace poco un amigo mío me dijo que yo era una “emo” (si Pablo, me refiero a ti), a lo cual me negué rotundamente; y no porque esté en contra de aquellos que si lo son; si los emo piensan que el mundo no los entiende no es mi problema. Pero después, revisando todas las cosas que escribo, me di cuenta que todo lo que plasmo en papel tiene un toque de tristeza, nostalgia, melancolía.

¿Por qué me cuesta tanto escribir de cosas felices? Bueno, no es que me cueste, es que cuando soy feliz no tengo tiempo para pensar en escribir; sólo siento, disfruto y sonrío. Siento que mi corazón va a salirse del pecho; disfruto de la compañía de esa persona que me hace sentir única y  sonrío con el sólo hecho de pensar en esa persona, situación, anécdota, etc.

Además, no puedo encontrar las palabras adecuadas para describir la felicidad porque esa siempre es más grande que cualquier sentimiento de tristeza que pueda sentir, más grande que cualquier sentimiento negativo.

¿Ahora?, ahora me dejo llevar por la corriente de la felicidad que me transporta a lugares muy lejanos. Lo curioso de todo, es que  tengo  la sensación que siempre supe hacia donde me llevaban las corrientes de mi mar.

Y para ser sincera, ya no me interesa si creen que son un Emo.





Grado de contaminación

9 08 2009

¿Cómo podríamos calcular el grado de enamoramiento de  una persona? Si pudiéramos hacerlo, podríamos calcular el grado de estupidez que invade por todo el cuerpo. Sería un buen invento porque nos llevaría a poder prevenir el hacer cosas estúpidas.

Si tuvieses estupidez causada por enamoramiento, podrías calcularlo y después conseguir un antídoto para ello y al final regresar a la lucidez total. Pero para ser sinceros, eso sería lo fácil. Lo difícil es el convencernos a nosotros mismos que no queremos sentirnos estúpidos.

Desde ahora, me autodenomino en estado de contaminación por la estupidez, no tengo antídoto y aun no lo quiero encontrar





Mi casualidad

9 08 2009

Todas las noches me dejas pensando en cuál será la razón de habernos conocido. Existen muchas casualidades en la vida y estoy segura que tú eres una de ellas. Aún no se cuál será el propósito, qué es lo que va a pasar, tendrá que pasar o está pasando. Te he comparado con un sol que ilumina mis noches oscuras y es que eso es lo que eres, me iluminas, me haces creer en ti, creer que hay gente como tú que me puede iluminar estando  lejos. ¿Que si he encontrado mi casualidad? Sin duda, tú eres una, ¿la más grande? No lo sé.