De canciones, Mi unicornio azul

19 08 2009

…y aunque tuviera dos yo sólo quiero aquél…

Fue el fragmento de canción que me hizo levantar de la cama a escribir esto. Es una frase que representa una terquedad absoluta, como los niños que si ya han elegido un juguete, un dulce, una paleta, aunque les ofrezcan otros no lo quieren, quieren el que ya habían elegido primero.
Yo soy como una niña grande, sólo que ya no peleo un dulce, un dulce lo puedo cambiar por otro similar, pero dime tu ¿dónde voy a encontrar a uno igual que él? Y aunque fuera así… yo sólo lo quiero a él.


Acciones

Information




A %d blogueros les gusta esto: