Desastre

19 08 2009

El viento sopla fuertemente, se lleva todo lo que no está sujeto a una superficie cimentada. Idea tras idea, pensamiento tras pensamiento van arrancándose, chocando unos con otros. El viento quiere hacerlos polvo, que dejen de existir mezclando cada una de las historias creadas en mi mente hasta hacerme creer que no hubo nada. El mundo de la imaginación está siendo atacado por el viento de un huracán categoría cuatro. Quiere dejarme en blanco.


Acciones

Información




A %d blogueros les gusta esto: