Desierto

25 08 2009

Vas caminando por el desierto. El sol calienta a más de 44 grados centígrados. El pantalón cortó de color caqui y la playera naranja sin mangas te calienta la piel. Las gotas de sudor que emana todo tu cuerpo pudieran refrescarte un poco pero el viento no sopla, por lo tanto lo único que logra el sudor es nublarte la vista y la mente.  Ves islas de huesos blancos completamente resecos, pisas un cráneo y se entierra más en la arena o termina partiéndose en dos. Estos huesos son todos aquellos que no lograron salir de este lugar. Hechas un vistazo hacia atrás, el oasis que acabas de pasar se ve como un punto en medio de letras. Quisieras regresar pero no puedes, en este camino no hay punto de retorno. Ves el horizonte amarillo, seco, sin una pizca de esperanza para refrescarte y desesperas. Las horas pasan y el sol no mengua, lanza sus llamaradas de fuego y  luz contra ti, quiere que seas una víctima más. Pero así como las horas pasan el sol también tiene que desistir y como es natural, el día tiene que irse para dar paso a la noche.

Mientras se va ocultando el sol, el sentimiento que te invade es peor porque llega la oscuridad en donde quedas completamente ciega porque la luna no brilla para ti. Ahí en la oscuridad total ni si quiera tienes que cerrar los ojos porque no ves nada. No quieres dormir, te da miedo el silencio, la soledad. Ahí en donde estas caminando por esas dunas de arena es como si no existieras. Nadie te llama, nadie te escucha, nadie piensa en ti, pero de la misma manera, tú tampoco escuchas a nadie, ni el más mínimo sonido, gritarías y no escucharías el eco de tu voz. Te sientes nadie. La arena se refresca sólo a un par de horas antes de salir el sol.  No logras descansar lo suficiente pero sigues aferrándote, necesitas encontrar esa esperanza que te haga sobrevivir en la adversidad. Estas sola en medio del desierto sin que nada ni nadie pueda rescatarte, sin señales que te ayuden a salir de esa sequía más que la intuición que crees tener, pero a estas alturas ya empiezas a dudar de ella. Estas empezando a creer que te vuelves loca.

Estar en el desierto es cansado. No te molesta el sol ni el calor, el problema es que no sabes si encontrarás el camino que te lleve a tu destino. Los oasis que te dan energía cada vez están más separados entre ellos.  Sin agua te vas secando poco a poco. No quieres ser uno más de esos huesos por los que te has topado en el camino, porque todos los cadáveres que ves  son de aquellos que desistieron o no fueron lo suficientemente fuertes para llegar hasta su destino y tú no eres así… ¿pero todo depende de ti?. Necesito de más oasis para llegar hasta el final, si no, estoy perdida.





Oferta

20 08 2009

Ella me dijo: “me voy a encargar que estés mejor”, no entiendo como lo hará.

Me dio una explicación en la que me arrancaba el corazón, le quitaba todo el relleno que tiene por dentro hasta dejarlo en su caparazón solamente. Me dijo que lo llenaría de arena, le pondría cemento hasta que ya no pudiera entrar más, lo sellaría y dejaría que se secase. También me dijo que después de eso nunca más volvería a sentir: “de esa manera tu corazón podrá caerse una y otra vez, lo podrán patear, hacer lo que quieran con él pero no le pasará gran cosa, sólo pequeños rasguños, cosa de nada”.

Yo estoy pensando en su oferta, lo que no sé es si funcionara, ya una vez lo intenté pero llegó un escultor tan bueno que logró sacar toda la piedra que tenia dentro y lo restauró. Siempre pensé  que la solución más simple es no tener corazón.





La especialidad del tiempo

19 08 2009

El tiempo tiene la fuerza de transformarlo todo y para ello algunos ejemplos:

El cabello negro con el tiempo se torna blanco.

La piel tersa con el tiempo se arruga.

La vista eficaz con el tiempo podría serlo solamente con gafas.

La memoria se pierde con el tiempo.

El conocimiento con el tiempo puede ayudar a transformar las cosas o por el contrario destruirlas.

Las amistades con el tiempo se distancian si no hay comunicación.

El amor con el tiempo puede hacerse solido o desaparecer.

Las palabras adecuadas también se pueden borrar con el tiempo si no las vuelves a escribir.

Con el tiempo se me puede olvidar que no es tarde haberte encontrado si no me lo vuelves a decir.





Eternas vacaciones

19 08 2009

De un tiempo a la fecha las vacaciones no son lo que eran antes.
Haré de cuenta que estas son unas vacaciones sin fin, que seguirán así desde hace dos meses hasta que lleguemos al 2012 cuando este mundo se acabe, que continuarán después de eso. Vacaciones en donde te perderás y nunca más sabré de ti, ni en otra era, ni en otros mundos, ni en otras vidas. Tendré unas vidas en completas vacaciones, siempre esperando que se acaben… pero eso no pasará.





Desastre

19 08 2009

El viento sopla fuertemente, se lleva todo lo que no está sujeto a una superficie cimentada. Idea tras idea, pensamiento tras pensamiento van arrancándose, chocando unos con otros. El viento quiere hacerlos polvo, que dejen de existir mezclando cada una de las historias creadas en mi mente hasta hacerme creer que no hubo nada. El mundo de la imaginación está siendo atacado por el viento de un huracán categoría cuatro. Quiere dejarme en blanco.





Intento de asesinato

19 08 2009

Ella está sentada, pensando cómo resolver aquel asunto que no la deja en paz. Le da muchas vueltas hasta inclinarse a la solución más razonable. No es lo que ella desea, sabe que le dolerá, que tal vez se equivoque, que se arrepienta después de haber hablado, pero es el riesgo que tiene que tomar; si no lo hace, – piensa – que nunca será algo serio para él, estará tan conforme con tener a las dos al mismo tiempo que nunca será tan importante ella para él como él lo es para ella.

Está a punto de cometer el acto que habría de suicidar a la luna. Voltea al lado izquierdo y ve al sol que compró para él y aun no lo ha entregado. Piensa que es una pena que nunca llegara a su destinatario; además, recuerda que él tiene algo para ella y tiene que entregárselo.

Ella respira profundo, mueve la cabeza, seca las lágrimas y desiste una vez más de su idea de dejarlo.

Hoy, el corazón evito la muerte de la luna, mañana tal vez la razón la asesine.





Carencias

19 08 2009

Es y será un periodo largo. Pienso que puede ser el momento de borrar las huellas que ha dejado y aprovechar la costumbre de no saber de él para que lastime menos, a los dos. Porque ahora no hay recuerdos frescos de su esencia que me impidan dejarlo ir, porque me siento sola a la intemperie del clima seco y desolado, porque no hay nadie que me busque ni que se preocupe por mí.

Intentar regresar al estado solitario, convencida que la primavera no es para mí, que nunca lo fue…Lo difícil es que ahora que soñé con la primavera, será muy difícil desear regresar al otoño.