La reacción masculina

20 09 2009

Hay muchas cosas que nos separaran a mujeres y hombres. Tenemos que aceptar que nunca seremos iguales, eso de la igualdad es un mito, no es igualdad si no equidad lo que deberíamos exigir. Esta diferencia de la que hablo va mas allá de lo físico, tiene que ver con la manera en que nos relacionamos unos con otros en el terreno amoroso.

No pretendo hacer un análisis exhaustivo de las diferencias, sólo son pensamientos que surgen de repente en mi mente y tienen que ver con las relaciones amorosas. Tampoco soy experta en el tema,  nadie puede ser experto, pero si de algo me he dado cuenta en mi corta experiencia es que hombres y mujeres nos morimos de miedo cuando estamos por enamorarnos. Y una parte de ese miedo puede ser por el temor de ser lastimados o por el miedo a perder la libertad. Nos cuesta tanto trabajo decidirnos a amar que se nos pueden escapar muchas oportunidades, tanto hombres como mujeres. Lo chistoso es lo que pasa cuando esa decisión no se da al mismo tiempo. En este punto es donde pienso que radica la diferencia entre hombres y mujeres.

Pueden desmentirme, yo sólo hablo por el conocimiento propio o por situaciones vividas por otras mujeres.  Generalmente  la primera que se quita esa barrera para enamorarse es la mujer.  Debe estar ligado a que somos más emocionales y nos gusta sentirnos enamoradas, ¿pero qué pasa cuando ellos no están preparados al mismo tiempo que nosotras?  No estoy hablando de un compromiso serio, hablo solamente de dejarse llevar por los sentimientos, enamorarse, preocuparse el uno por el otro, que no haya terceros en medio, solo dos personas que se empiezan a querer, donde hay detalles y muestras continuas de cariño. Cuando la mujer se empieza a dejar llevar  y el hombre aun no está preparado y se da cuenta que ella va un paso adelante, se asustan. Entonces ellos  intentan de cierta manera frenar el enamoramiento de nosotras ya sea portándose más fríos, buscando mas “amigas”, dejando las galanterías y los detalles al lado, para que ella no se “engrane”, o simplemente diciéndole a ella que lo que busca es una relación libre, sin un “titulo” que los relacione.

¿Qué hace la mujer cuando esto pasa? Se me ocurren dos reacciones que puede tomar: una, es que lo intente conquistar hasta que el también decida enamorarse y dejar el miedo al lado, es decir, esperarlo a que el proceso en él se dé; la otra es que ella lo tome por un imbécil y decida no dejarse llevar más por sus sentimientos. Pero esta última reacción no viene sola, porque el orgullo de la mujer se hace más grande y para que esa misma persona pueda “conquistarla” de nuevo, será diez veces más difícil.   Claro, esto cuando uno de los dos prefiere quedarse con el miedo a enamorarse y el otro ha decidido vencer el miedo, pero  hay otros casos en los que la decisión de la mujer es la que provoca que el hombre también se deje llevar y al final logren ser una bonita pareja, de esas que todos en el fondo quisiéramos tener.

De todo esto me surgen varias preguntas: ¿Por qué le tenemos tanto miedo a enamorarnos?, ¿por qué cada vez es más difícil que dos personas puedan dejarse llevar por sus sentimientos al mismo tiempo?, ¿por qué nos es tan difícil tomar riesgos en este terreno?, ¿por qué preferimos a la disfrazada libertad en vez del amor?  Y lo que nosotros deberíamos preguntarnos debe ser: ¿qué tipo de hombre o de mujer soy, de los que huyen  o de los que toman riesgos?, ¿qué tanto estoy dispuesto a arriesgar por la persona que me interesa?, ¿el miedo será mas fuerte como para dejar ir la oportunidad de estar con él (la) hombre (mujer) de mi vida?

Piénsenlo, yo preferiría arriesgarme…aunque claro, yo soy mujer.





Preguntas de noticieros que me cagan!

7 09 2009

Preguntas que me cagan de los reporteros de televisión de canales de aire:

¿Cómo se sintió durante el desastre?

¿Qué siente? (después de que la persona fue arrollada por un auto)

¿Qué le preocupa ahora que perdió todo?

¿Qué sintió cuando le dieron la noticia que su marido había muerto?

Yo no sé, supongo que no tienen imaginación como para intentar hacer preguntas más inteligentes, y que realmente ofrezcan algo nuevo al televidente, si ocurrió una tragedia es lógico que la persona  vaya a sentirse de la peor manera.

El oficio del periodista está cada día está peor… no, miento, los periodistas son los que cada día están peor…pero la culpa es de cada uno de nosotros los espectadores, nos conformamos con lo que nos dan ¿o no?





Y si..

19 08 2009
“Hay un día ya verás, un día que es la ostia. Ese día todo es bueno, ves a la gente que quieres ver, comes la comida que más te gusta, y todo lo que te pasa ese día es lo que tu quieres que te pase. Es como un desvío, como cuando vas por la carretera y hay un desvío hacia otro sitio. Pues ese día es lo mismo, y es muy importante, porque puedes elegir por donde va a seguir todo. Por eso tenemos que estar muy atentos para que no se nos pase”. Princesas, 2005
¿Y si ese día nunca llega, o si llega y nos equivocamos? ¿O si vivimos estando atentos a que llegue ese día que cuando llega no sabemos qué hacer? ¿Y si el destino ya ha hecho lo suyo y nosotros no ponemos de nuestra parte para que llegue? ¿Y si nunca pasa lo que quieres que pase? ¿Y si no tenemos nada que elegir o si no quieren que elijamos lo que queremos elegir? Y si……




Infuenza o influencia?

19 08 2009

He estado leyendo las notas sobre el brote de influenza H1N1 , hay comentarios que me han llamado mucho la atención en el diario El País en los que imaginarme lo que afirman ciertas personas que debería de hacerse para evitar una pandemia era digno de guión cinematográfico. Decían algo así como que tendrían que cerrar todo tipo de relaciones con los países afectados por este virus y entonces empecé a imaginar esas películas americanas en las que médicos vestidos con esos trajes blancos de plástico, y soldados, deteniendo a la gente que pide ayuda pero como pueden ser portadores de un virus letal, tienen que aislarlas en una isla para después exterminarlas, que curiosamente esa escena en la que aíslan a toda la gente de un hotel ya ocurrió en Hong Kong, así como también ya ocurrió que países han cancelado todos sus vuelos hacia o desde México. ¿Ahora falta matarnos a todos los mexicanos? No ocupan hacerlo, de eso ya se ocupan los narcotraficantes.
Me han llegado más de veinte correos en donde explican que esto es un ardid mediático para distraernos a todos de lo que realmente nos debe de preocupar o en lo que deberíamos de prestar especial atención; yo la verdad es que si analizo esto, suena muy lógico hasta cierto punto, pero lo que se me hace peligroso es que si esto es verdad, ¿los gobiernos de todo el mundo se pusieron de acuerdo para infundir miedo en la población mundial sobre este virus de influenza H1N1? Eso también me sonaría como a un complot en contra de las masas, no creo que seamos tan tontos como para caer, o tan tontos como para auto exterminarnos, ¿o sí?
Cada vez me convenzo mas de que las personas que publican en los medios son un tanto ignorantes, dan información sin analizarla sin darse cuenta que a veces se contradicen en cada nota que publican, no confirman información, no investigan, no saben. Recuerdo mis clases de géneros periodísticos en el que se nos decía que habría que ser responsables de lo que publicábamos porque eso iba a ser leído muy mucha gente. Los medios sólo trasmiten información sin analizarla ni compararla, ni ponerla en tela de juicio; sólo confunden a la gente. Le llamaron gripe porcina sin saber que este virus no fue transmitido de un animal al ser humano, ni es un virus que se come, ahora cada persona enferma quieren relacionarla con un país, en este caso México. En Estados Unidos ya han declarado que la mayoría de los pacientes que tienen en su país no han viajado a México o que hayan tenido contacto con algún mexicano, curioso que no se haya leído todavía estas declaraciones del gobierno estadounidense.
Y con todo esto, ya comienza el racismo contra mexicanos en diferentes países del mundo. Que si eres mexicano- no me toques, no me saludes, no me hables, vete a tu país, reclúyete en tu casa- . Esto es una cosa de locos. Puedo comparar este mismo racismo con las personas de SIDA. Cuando salió a la luz la existencia de este virus la falta de educación y conocimiento sobre el tema llevó a mucha gente a morir sola y a ser discriminada si se sabía que podría estar contagiado o si era homosexual. El miedo nos lleva a actuar de esta manera, la falta de conocimiento nos lleva a discriminar a los demás, en cualquier caso, no sólo en esto. La falta de educación nos hace miedosos y racistas.
No es que este minimizando algo que posiblemente llegue a ser grande, lo que yo creo es que estos problemas es por la falta de defensas y el no atendernos con un medico a tiempo. Esto de la influenza, según mi hermana que es médico, dice que es algo que se pude tratar y no es una enfermedad letal, el problema viene cuando no es detectado a tiempo, lo mismo que ocurre con cualquier enfermedad.
Si existen mutaciones de ciertas enfermedades ya existentes o si surgen nuevas enfermedades creo que más bien habría que preguntarnos o más bien ponernos a trabajar en mejorar nuestra calidad de vida, eso del calentamiento global “no es de a gratis”. Higiene no sólo personal, sino higiene con todo lo que nos rodea, de nuestro planeta.





Adultos mayores

12 08 2009

Me gusta la gente, me inspira, me da confianza, ¿por qué siempre veremos maldad en todo mundo?

Me gusta más la gente de la tercera edad que los niños y no es que no valore a los niños, de ellos me encanta su espontaneidad, su alegría su energía, su inocencia;  pero la gente mayor me da mucho mas.

Sus canas muestran experiencias, lo vivido.  Su silencio es un reposo por todo lo que ya han hablado. Su paso lento es cansancio de tanto caminar en la vida pero también son las ganas de seguir en pie. Su mirada perdida, como remontándose al pasado de anhelos hechos realidad y otros que nunca se cumplieron. Sus grietas en la cara y manos que son las huellas de la vida, de su vida. Me encanta su olor, el olor característico de viejito.

Me gusta escuchar sus historias, tan llenas de verdad como de fantasía. Sus modismos, las palabras que no entendemos porque nunca las utilizamos.  Me gusta como hablan, pausados, entre dientes, lento, que se les olvida lo que están diciendo o repiten lo mismo diez veces porque a pesar de esto tienen una coherencia magnifica. Me gustan sus regaños, su manera tan  “santurrona” de ver la vida porque a pesar de esto ellos la aprecian más que muchos de nosotros.

Es una lástima que muchos no valoren lo que ellos son, están dejando pasar todo el conocimiento que nunca podrán encontrar solos. Sería una lástima que cuando yo llegue a esa edad, no haya nadie a la cual le guste escuchar mis historias… ¿a tí te gustaria?





Galletas de la suerte I

12 08 2009

“Many of life’s failures are people who did not realize how close they were to success when they gave up”

Esta galleta de la suerte sí que tiene razón.

Nunca me he dado por vencida, o por lo menos hasta ahora no. Me gusta pelear por lo que quiero, llegar hasta las metas que me he propuesto, nunca me rindo y eso es parte de mi vida, de mi personalidad. A veces hasta creo que es más terquedad que fuerza, pero me ha funcionado.

Pero también hay que estar abiertos a las posibilidades. Hay situaciones que hacen darnos cuenta que las cosas no siempre tienen que salir como uno desea, salen como tienen que salir y la inteligencia de la gente recae en poder identificar cuándo realmente nuestra meta puede ser alcanzable y cuando no.

Para que esto suceda, un elemento a tomar en cuenta es que las metas tienen que ser individuales, no pueden depender de la acción de alguien más, cuando es así, tenemos que reconocer que algo puede cambiar en nuestros planes y entonces cambiar de rumbo. En estos casos no hay que estancarnos porque puede venir  la frustración, el desencanto y después la dejadez o depresión y regresamos al estado de quietud que no ayuda en nada porque no nos permite avanzar y crecer.

Si quieres cambiar el mundo, empieza por ti, sé el ejemplo a seguir, se congruente con lo que haces y dices. Tal vez puedas pensar que eres un grano de arena en medio del inmenso mar de personas en el mundo, pero esos granos de arena unidos pueden  lograr el cambio de dirección de la marea hacia donde todos queramos, hacia donde debe ser.

Lucha no te des por cencido que tal vez otros  siguen tu ejemplo, sólo necesitan un empujoncito para luchar. Lucha por lo que quieres, por lo que vale la pena, pero que sea por ti y que no implique cambio de otras personas. Nunca nadie cambiará porque tú lo digas, los cambios son por convicción individual.

¿Tú eres de los que luchan por lo que crees o de los que se dan fácilmente por vencidos?





¿Influenza o influencia?

12 08 2009

He estado leyendo las notas sobre el brote de influenza H1N1 , hay comentarios que me han llamado mucho la atención en el diario El País en los que imaginarme lo que afirman ciertas personas que debería de hacerse para evitar una pandemia era digno de guion cinematográfico. Decían algo así como que tendrían que cerrar todo tipo de relaciones con los países afectados por este virus y entonces empecé a imaginar esas películas americanas en las que médicos vestidos con esos trajes blancos de plástico, y soldados, deteniendo a la gente que pide ayuda pero como pueden ser portadores de un virus letal, tienen que aislarlas en una isla para después exterminarlas, que curiosamente esa escena en la que aíslan a toda la gente de un hotel ya ocurrió en Hong Kong, así como también ya ocurrió que países han cancelado todos sus vuelos hacia o desde México. ¿Ahora falta matarnos a todos los mexicanos? No ocupan hacerlo, de eso ya se ocupan los narcotraficantes.

Me han llegado más de veinte correos en donde explican que esto es un ardid mediático para distraernos a todos de lo que realmente nos debe de preocupar o en lo que deberíamos de prestar especial atención;  yo la verdad es que si analizo esto, suena muy lógico hasta cierto punto,  pero lo que se me hace peligroso es que si esto es verdad,  ¿los gobiernos de todo el mundo se pusieron de acuerdo para infundir miedo en la población mundial sobre este virus de influenza H1N1? Eso también me sonaría como a un complot en contra de las masas, no creo que seamos tan tontos como para caer, o tan tontos como para auto exterminarnos, ¿o sí?

Cada vez me convenzo mas de que las personas que publican en los medios son un tanto ignorantes, dan información sin analizarla sin darse cuenta que a veces se contradicen en  cada nota que publican, no confirman información, no investigan, no saben.   Recuerdo mis clases de géneros periodísticos en el que se nos decía que habría que ser responsables de lo que publicábamos porque eso iba a ser leído muy mucha gente.  Los medios sólo trasmiten información sin analizarla ni compararla, ni ponerla en tela de juicio; sólo confunden a la gente. Le llamaron gripe porcina sin saber que este virus no fue transmitido de un animal al ser humano, ni es un virus que se come, ahora cada persona enferma quieren relacionarla con un país, en este caso México.  En Estados Unidos ya han declarado que la mayoría de los pacientes que tienen en su país no han viajado a México o que hayan  tenido contacto con algún mexicano, curioso que no se haya leído todavía estas declaraciones del gobierno estadounidense.

Y con todo esto, ya comienza el racismo contra mexicanos en diferentes países del mundo. Que si eres mexicano-  no me toques, no me saludes, no me hables, vete a tu país, reclúyete en tu casa- . Esto es una cosa de locos. Puedo comparar este mismo racismo con las personas de SIDA. Cuando salió a la luz la existencia de este virus la falta de educación y conocimiento sobre el tema llevó a mucha gente a morir sola y a ser discriminada si se sabía que podría estar contagiado o si era homosexual.  El miedo nos lleva a actuar de esta manera, la falta de conocimiento nos lleva a discriminar a los demás, en cualquier caso, no sólo en esto. La falta de educación nos hace miedosos y racistas.

No es que este minimizando algo que posiblemente llegue a ser grande, lo que yo creo es que estos problemas es por la falta de defensas y el no atendernos con un medico a tiempo.  Esto de la influenza, según mi hermana que es médico, dice que es algo que se pude tratar y no es una enfermedad letal, el problema viene cuando no es detectado a tiempo, lo mismo que ocurre con cualquier enfermedad.

Si existen mutaciones de ciertas enfermedades ya existentes o si surgen nuevas enfermedades creo que más bien habría que preguntarnos o más bien ponernos a trabajar en mejorar nuestra calidad de vida, eso del calentamiento global “no es de a gratis”. Higiene no sólo personal, sino higiene con todo lo que nos rodea, de nuestro planeta.