La canción de Eros Ramazzotti

12 08 2009

En efecto, como cambia el significado de las canciones dependiendo de lo que nosotros queremos entender de ellas.
Tengo varias canciones que me encantan; unas cuantas que son de las preferidas y que a pensar de que escucho nuevas y entran en esa lista de canciones, estas preferidas no son desplazadas por ninguna.
Desde hace unos días no me puedo sacar estrella gemela de Eros Ramazzotti, el significado que yo le había dado hasta hace un tiempo era la añoranza por esa persona que no tenía idea si existía.
Hoy en día ese significado ha cambiado. No cabe duda que la peor manera de extrañar es saber que existe esa estrella, pero no poder tocarla.





Dos estados

12 08 2009

El contar tus cosas a los demás te deja vulnerable. Por eso es que yo siempre defiendo las amistades a distancia o por Internet; si está lejos no puede tener ninguna influencia directa en nuestras vidas, no nos causará problemas, o eso pensaba yo. Cuando dejamos la puerta abierta para opinar en lo que hacemos o dejamos de hacer es cuando empieza la lucha de pensamientos.

Siempre nos dicen lo que no queremos escuchar, en este caso a mí: “Si realmente te quisiera, buscaría el momento para verte sin importar la situación en la que se encuentre”…aquí es el momento justo en el cuál intento salirme de la situación y verme como un personaje incidental, no principal.

Mi lógica, mi lado racional cree que esas palabras que me dicen son muy ciertas; entonces me pongo mal, y pienso que sí, que por más difícil, si realmente le importara tanto como él a mí, no tendría que pasar yo este tipo de dilemas. Pero es que no soy totalmente racional, me dejo llevar por lo que siento, por las emociones, creo en sus palabras y me convence.

Es una lucha interna; por un lado pensar que si yo viera todo esto desde fuera, también me diría lo mismo que todas estas personas me dicen a mi; pero cuando puedo leerlo se me pasa y entonces aquí sigo, intento no escuchar lo que otros dicen, pero no puedo evitar que las palabras que me han dicho todas esas personas se queden grabadas en mi lado racional y que a cualquier mínimo detalle vuelva a pensar que algo no anda bien, que tal vez me pongo la venda en los ojos, días que pienso que esto está mal.

Es un vaivén de emociones sólo porque él no puede estar aquí; sólo porque él no ha podido entender cuál sentimiento es el que le domina; sólo porque el aún no entiende como es esto, ni como soy yo, o tal vez sólo porque no he querido entender, que él no es para mí.

Me deja mucho tiempo sin saber de él como para pensar y repensar todo esto. No sé si algún día el lado racional le gane al lado emocional.





Constante

12 08 2009

A veces unas cuantas palabras son las que ayudan a mantener los ánimos para seguir en ese camino hacia mi sueño.  A veces unas cuantas palabras son insuficientes para poder sentirme segura del camino que estoy tomando para llegar a mi sueño.

A veces me basta sólo tu imagen y el recuerdo del sonido de tu voz para sonreír todo el día. A veces me haces falta y necesito urgentemente tu presencia para no caer.

A veces me basta hablar con el viento para sentirte cerca aunque no sepa donde estas. A veces el viento me da en la cara y me tira a tierra haciéndome ver que no debo estar en una nube.

El único pensamiento constante en mi mente, eres tú.





Dar o no dar, ese es el dilema

11 08 2009

Hay frases que me chocan como “no importa que me quieras, yo voy a querer por los dos”, “me conformo con el poco de amor que me puedas das” “yo haré que esto funcione” ” me vas a terminar queriendo”; me molestan porque para mí demuestran una falta de amor propio  por parte de la persona que las dice. Mendigar amor es algo que nadie debería hacer, sin embargo todos en alguna ocasión lo hemos  hecho.

No des más. Ese fue el consejo de mi amiga y esa fue una frase que me movió mucho de mi sitio. No sé si este problema sea sólo mío y de un par de amigas que tengo, o en general siempre es así. Ese “no des más de lo que ya has dado” me sonó a una de estas frases que me molestan y me dejó pensando porque posiblemente así sea no me canso de dar y recibo muy poco pero sobre todo que tal vez me este contradiciendo en lo que hago y lo que creo.

Pero esto no solo me hace pensar en mi, de nuevo vengo con mi pensamiento feminista. Es que la mayoría de las mujeres somos así, damos sin importarnos nada y al final las que salimos lastimada somos nosotras mismas.

Está la esposa abnegada, que no se cansa en complacer al marido, el marido que a la primer insinuación de otra mujer, cae en sus garras, sin pensar que él es todo para aquella mujer que lo espera en casa. La novia que le cree todo al novio, que aunque éste le cancele citas, la trate mal, la haga sentir que no vale nada, ahí está, no lo puede dejar, porque no sabe que hará sin él. La otra novia que complace en todo al novio, que lo mantiene sin darse cuenta, que le compra cualquier capricho, le paga las borracheras y hasta las mujeres con las que se acuesta.

A veces pienso si ese tipo de comportamientos son los que alejan a los hombres de las mujeres. Cuando se ven convencidos que ella no los dejará porque ven que no tiene la fuerza para hacerlo, empiezan a dejar de demostrarles amor hasta que en efecto, ese amor se va, y ellas se quedan con todo el cariño que le tenían y no saben qué hacer con él.

Una vez una señora, mamá de una amiga me dijo “yo por eso le digo a mis hijas, quieran a sus esposos, pero no se lo demuestren”; cuando me lo dijo pensé que era algo muy egoísta, pero si ahora analizo, tiene mucho sentido.

Cuando demuestras lo que sientes vas creando una especie de seguridad en los hombres que se les olvida que a la mujer hay que darle dosis diarias de cariño. La mujer lo hace por naturaleza, puede hacerlo, pero el hombre está acostumbrado a recibir y no a dar. Entonces si él puede tener una, dos, tres o cuatro fuentes de cariño sin dar nada a cambio, las tendrá y ya no se dará cuenta de todo lo que aquellas mujeres le dan, lo que le interesa es sentirse bien. En cambio, si la mujer guarda eso, si no demuestra tus sentimientos, el miedo puede invadir al hombre, pensar que algo no está bien, que esa mujer se le puede ir y es cuando sale su lado detallista, empieza a valorar lo que tiene. Supongo que de este tipo de comportamientos entre hombres y mujeres salió el libro que aun no he leído, ¿Por qué los hombres aman a las cabronas?

Trátalo mal, no le des importancia y veras que lo tendrás a tu lado siempre. No es mi lema, no es lo que creo debe ser y aún no lo experimento porque no he llegado a ese extremo. Aun no aprendo a dejar de dar para poder recibir, pero creo que una de mis amigas ya lo está comprobando y estoy seriamente replanteándome si eso de no demostrar amor es lo correcto.

¿Opiniones?





Sentimientos de mi mente

11 08 2009

Si esto hubiera pasado cinco años atrás, seguramente ya habría desertado. Me hubiera costado confiar en ti, confiar en lo que sientes, confiar en que no  mientes; pero no fue así, estas ahora y ahora sin proponértelo, podría dejarme guiar por ti con los ojos cerrados.

Supongo que debe ser como se fueron dando las cosas. Desde el comienzo hubo sinceridad, comunicación, empatía, comprensión. Nunca hubo ese flirteo que me hace desconfiar en la gente, no empezamos conociéndonos con preguntas comunes, todo fue poco a poco y diferente.

Tampoco nos dimos cuenta cómo fue, quién empezó a sentir esto, quién ‘embrujo’ a quien, simplemente ahí estábamos, escalando una nube de la cual ahora ninguno de los dos nos queremos bajar, nos hemos plantado en ella.

El futuro aún no lo tenemos claro, ni lo tendremos en poco tiempo; sabemos qué es lo qué queremos, lo que deseamos, lo que pasará; porque haremos todo lo posible por que suceda. De mi parte, en estos momentos, se que lograremos estar juntos, porque lo siento, porque haré lo posible por llegar junto a ti, pero todo con calma, a su debido tiempo, eso lo aprendí de ti.

De ti he aprendido a confiar, a recordar, a creer en lo que siento; me has podido transmitir esa tranquilidad que tienes, has podido enseñarme a ver las cosas de otra manera, desde otra perspectiva. Me has hecho darme cuenta de mis errores y de mis aciertos.

Toda esta mezcla de sentimientos y deseos nos ha llevado a una dependencia mutua, aun no creo que esta dependencia sea mala del todo. Dependemos uno del otro para poder sonreír plenamente; cuando no sabemos el uno del otro, esa sonrisa puede existir, pero no en su máxima expresión, siempre nos hacemos falta. Lo bueno de esto es que sabemos que aún sin vernos, los dos estamos en la misma nube, los dos podemos volar agarrados de la mano, es una dependencia por un sentimiento que se comparte y no queremos dejar.

Creo que tanto tú como yo esperábamos saber de nuestra existencia para poder dar el uno al otro eso que teníamos guardado. Los dos vivíamos con la creencia que no existíamos y ahora que nos hemos encontrado queremos seguir subiendo cada vez a nubes más altas, poco a poco, paso a  paso para no abandonar por la desesperación lo que habíamos estado esperando por tanto tiempo. Y cuando estemos en la nube correcta, ésta se transformará en tierra, porque habremos aterrizado juntos en el mismo lugar y seguiremos caminando así, aprendiendo el uno del otro, creciendo, viviendo y ya no serán sueños, porque será realidad.





Lado frío

11 08 2009

Hay eventos que te hacen prever situaciones a las que nos enfrentaremos en un futuro. Y es sabio poder corregir nuestras acciones para evitar los problemas que vislumbramos en camino. Por lo tanto, yo no soy sabia, porque veo lo que se me vendrá encima y aun así no quiero quitar el dedo del renglón, ahí sigo, jugando a conseguir algo que, si pienso fríamente nunca podré conseguir.

Mi alma idealista y soñadora siempre gana y saca de juego a mi parte realista mientras sigo viviendo en un mundo de nubes que me hacen creer que esto se hará realidad. Pero después en días como este, cuando lo único que necesito es una mirada y no la tengo, esa parte que me hace ver todo desde fuera me pongo a pensar en qué pasará cuando definitivamente no pueda tener esa mirada nunca más.

Aun así, estando en el estado que me encuentro y sabiendo cuál es la solución para no sentirme así; prefiero seguir mojando mis ojos cuando me invade el realismo de los hechos, prefiero estar así hasta que sus palabras y sus acciones me regresen a la realidad de mis sentimientos y entonces pueda volver a caminar entre nubes, sin pensar en prever nada, sólo disfrutar del momento.





Sin borradores

10 08 2009

Hoy de nuevo tengo ganas de escribir, sin crear un borrador antes. Y es que cuando tienes sentimientos que quieres explicar pero no sabes cómo utilizar las palabras para hacerlo se torna un tanto difícil.

Llevo bastante tiempo con un sentimiento que no deja de crecer pero cuando crees que estas a punto de explotar, no lo haces, y  el sentimiento sigue creciendo y creciendo y creciendo.

No, no es odio, no es tristeza ni melancolía, suena fuerte para mí el decir que es amor, y suena fuerte porque hacía mucho tiempo que esta palabra no estaba en mi vocabulario, la había borrado, no quería que existiera.

Me ha tomado por sorpresa y al principio me asustaba, estaba aterrada, llena de miedo, pero ahora sólo  lo disfruto, ya no quiero dejar de sentirlo.

No sé en que terminará todo esto, puede ser que apenas sea el comienzo o a lo mejor ni si quiera ha comenzado, pero este sentimiento que tú has hecho nacer y crecer en mi es el que me mantiene con cosquilleos, suspiros, miradas al cielo y pensando dónde habías estado todo este tiempo que no te pude encontrar antes.

Lo único triste de todo esto que acabo de escribir es que sigo sin poder explicar lo que estoy sintiendo porque aún diciendo que es amor, esta palabra se queda corta a comparación de lo que en realidad siento.