Cuestión de química

19 08 2009


“Tu y yo no buscamos casualidades, nunca hemos buscado casualidades, todo esto lo hemos hecho nosotros, quizá esto es lo que andábamos buscando desde siempre”


No, no creemos, le ponemos el nombre de casualidad a otra cosa.
Deseaba encontrar alguien como tú, quería que existieras pera volverme a enamorar, si no, no quería hacerlo. Me ganaste y fue tan rápido.
No sé cómo se da la química, ni cómo es que pude sentirla, pero eso hubo, eso hay; un caso extraño de química, un extraño pero deseado caso de química.





Eclipse esperado

19 08 2009

Hoy leí que habrá un eclipse total de sol este miércoles 22 de julio. Al principio me emocioné, pero cuando leí que sólo se vería en Asia mi mirada cambio… Hablaban sobre el fenómeno astrológico y no del que yo pensé.
Los eclipses son cada vez menos en mi vida…cosas que pasan… Al leer esta noticia no puedo evitar preguntarme cuándo podré ver de nuevo otro eclipse… pero la pregunta va más allá, ¿cuándo podré ver un eclipse total, el eclipse cuándo la luna y el sol puedan estar en el mismo lugar?…cierro los ojos y mi imaginación vuela… suspiro… y vuelvo a la realidad.





Quiero existir

19 08 2009

Tu permites que yo exista, si estoy aquí es por ti, porque no dejas que muera, porque piensas en mi y das pie a mi existencia.
Cada vez que te olvidas de mi, un aliento de vida se escapa, mi corazón se congela y mis lagrimas brotan. Después vuelves a llevarme a tu mente, me revives inmediatamente después de haberme dejado sin aliento.
Tengo tantas ganas de existir que si un día decides no pensar en mí, estas dejando que mi llama se extinga hasta dejar de existir sin haber dejado huella en tu mundo.





Calculando el tiempo

19 08 2009
6:30am. Me despierta el sonido de when the night comes. Volteo a ver mi celular y apago la alarma. Me quedo un minuto en cama estirando mi cuerpo con el fin de despertarme bien. Me levanto pensando si me ha escrito algo, pero antes de comprobarlo, me voy a bañar.
7:10am. Veo que lo único que tengo son anuncios y una cadena, nada tuyo. Empiezo a vestirme un tanto “apagada”.
8:00pm. Reviso de nuevo, nada. Me voy al trabajo y espero no desesperar, tal vez lo vea en la tarde.
2:00pm. Espero con ansia su llegada, aunque con él nada es seguro. A partir de esta hora empiezo a ponerme atenta, tal vez llegue de un momento a otro.
3:00pm. Me hago la tonta, haciendo una y otra cosa, empiezo a pensar que no lo veré. Debe estar muy cansado y por eso no llega, o tal vez tenía ya un compromiso, o todos están despiertos.
4:00pm. Mi esperanza de verlo un día más se va poco a poco. Me desespero, sé que si lo veo serán unos minutos solamente. Mejor eso que nada, pero no siempre me conformo. Me pregunto qué habrá pasado, ¿pensará en mí? O son tantos sus problemas que no hay tiempo para pequeñeces como yo, para pensamientos en los que yo esté incluida. Sigo haciéndome tonta con cualquier actividad para dejar que pase el tiempo, tal vez si aparezca.
5:00pm. Mi esperanza se fue, es demasiado tarde para saber de él, simplemente no ha podido aparecer. Entonces pienso que no puedo seguir así. Otro día más en el que nuestros tiempos no coinciden. Cuando siento que lo necesito no puede estar ahí, esto es una mala jugada, lo que no sé es de quién.
6:00pm. Busco algo que me haga sentir mejor para que baje mi desesperación porque si no, mi cabeza empezará a pensar cosas que no debe, empieza a razonar e intenta ganarle a los sentimientos.
10:00pm. Se ha terminado otro día, no me importaría dar mis horas de sueño si es la única forma de coincidir, pero es inútil, contigo el cálculo de horarios no funciona. Es como un reloj de cuerda, cuando se para, el único que lo puede activar de nuevo es el dueño y si no está atento, es difícil sincronizar el reloj con el tiempo real.




Tus manias

19 08 2009

Observar es una manía que no me he podido quitar, a veces hasta podrá parecer algo obsesivo, pero no es así. Me gusta observar a la gente en silencio, aprendo mucho y me ayuda a conocer a la gente. Por medio de la observación puedo conocer los diferentes estados de ánimo, incluso hasta la forma de ser de alguien; pero claro, se necesita tiempo para descubrir si eso que has visto es algo que caracteriza a la persona, sus manías.
Todos tenemos ciertas manías, tics, o ciertos movimientos que nos caracterizan. Yo acostumbro tocarme la barbilla, mirar hacia el suelo cuando alguien me hace sonrojar, inclinar la cabeza cuando pienso, mirar hacia el cielo cuando sueño despierta, recogerme el cabello suelto en una oreja, hacer muecas para todo, levantar la ceja cuando sospecho algo, apretar los labios cuando no quiero llorar o cuando estoy enojada, tener la mirada perdida cuando estoy pensando en alguien.
¿De ti?, de ti conozco muy poco de todo lo que me imagino puedes hacer, pero he encontrado cosas que las he clasificado como algo muy tuyo, único. Como cuando te encojes de hombros y mueves la cabeza hacia un lado para decir que no sabes, tu forma de mover los labios al hablar, la manera de tomas el cigarro con tu boca al prenderlo, la forma de fumar, cuando te pones la mano en la cabeza con el cigarro en los dedos, la manera en que me ves, como cierras los ojos y encojes los hombros porque sientes ese cosquilleo, mismo cosquilleo que hace brillar tus ojos, la forma en que cambia tu rostro cuando estas buscando algo y además como dejas entreabiertos tus labios como si no pudieras respirar por la nariz y lo tienes que hacer por la boca, cuando piensas qué es lo que quieres decir y te quedas mirando al teclado antes de escribirlo, cuando mueves la cabeza en forma negativa para dar a entender que es increíble algo. Tal vez no sean manías, ni tics, ni nada por el estilo, sólo son cosas que haces, me gustan y me has contagiado de ellas.
De todo esto lo único seguro es que debes tener mil cosas más que aun no conozco y que me muero por conocer.





Pensamientos compartidos

19 08 2009

by MAOR

by MAOR

Puede haber muchos pensamientos: pensamientos positivos, pensamientos negativos, pensamientos reales, pensamientos ficticios, pensamientos de añoranza y pensamientos premonitorios; pero los pensamientos realmente extraordinarios son aquellos que se comparten en dos latitudes distintas.

El poder compartir contigo es algo que nunca me imaginé. Lo más bello es que los pensamientos que tu y yo compartimos son aquellos anhelos que queremos sucedan y que nos llevan a compartir también sonrisas, cosquilleos, suspiros, palabras y muchas cosas más. Me encantaría poder retenerte siempre en mis pensamientos y que esos pensamientos permitieran traerte a mí, o llevarme a ti, o llevarnos a los dos a ese lugar en el que queremos estar. Por ahora sólo me queda pensar que tu estas pensando en mi y que al hacerlo, piensas que yo también pienso en ti.





Quiero

12 08 2009

Quiero un día poder dormir escuchándote cantarme al oído, que tu voz sea mi arrullo y tu aliento mi remanso.

Quiero sujetar tu mano, caminar por la playa y poder reír juntos en una noche iluminada por el reflejo de la luna en el mar.

Quiero llorar, pero llorar de alegría porque alguna de tus metas o mis metas se han cumplido.

Quiero disfrutar de una película contigo comiendo palomitas, y que al final hablamos de que tanto son ha gustado.

Quiero amanecer cantando una canción y que terminemos haciendo un dúo de ella mientras hacemos la cama.

Quiero despertarme al sentir tus labios en mis ojos y que mi sonrisa haga que desees besar mis labios.

Quiero poder tallarte la espalda en una tina, descansar ahí contigo después de haber tenido un día con mucha carga de trabajo.

Quiero desvelarme por estar platicando abrazados en la cama o porque disfrutamos de nuestro amor entre las sabanas.

Quiero distraerte mientras escribes tus canciones, y que dejes tu guitarra a un lado para yo ocupar su lugar y quieras tocar una armonía con mi cuerpo.

Sólo quiero sonreír una y otra vez como lo hago ahora por pensar en todo lo que quiero hacer contigo. Son tantas cosas las que quiero y están relacionadas contigo, que podría escribir un libro entero de todo lo pienso.